El taller para vehículos de alto rendimiento y para todos

Fruto de la experiencia en competición, ZEPINIRACING aborda un nuevo reto. Abre las puertas de sus talleres orientados a un público exigente que sólo confía en profesionales capaces de resolver cualquier incidencia en sus vehículos.

Es la historia “típica” de un sueño hecho realidad, pero la diferencia es que este sí es de verdad. Un sueño que comienza en el mundo de la competición, de los rallys y carreras, de muchos años a los mandos de vehículos que no todo el mundo sabe (ni debe) mantener mecánicamente. El sueño era poder tener un espacio donde tanto competidores como amantes del motor pudieran llevar sus vehículos, tanto de alto rendimiento como de uso cotidiano, a un lugar donde les cuidaran, les mimaran, utilizaran la última tecnología en diagnosis y el trato personal y experto cercano que demanda un público tan exigente.

Para convertir el sueño en realidad no se ha escatimado en esfuerzos. El taller es hoy una realidad que ha construido todo un universo a su alrededor con piezas exclusivas, tratamientos mecánicos únicos, accesorios de competición, conversión de vehículos de calle en coches de carreras y un larguísimo etcétera, además del mantenimiento integral de cualquier tipo de vehículo.

Todo lo que rodea a ZEPINIRACING respira un aroma a “caballero” de la automoción, pero eso sí, un caballero de la competición.

La pasión por el mundo del motor hace que el espíritu de ZEPINI esté presente en cada una de las piezas que componen su identidad. Desde la creación del logo, pasando por sus aplicaciones en infinidad de documentos, prendas, accesorios, packaging… el diseño del mismo packaging, merchandising, elementos de todo tipo publicitarios como PLV, display, cartelería, cuñas de radio, mocrospots, invitaciones… uffff tantas y tantas cosas… además del espectacular interiorismo y diseño del exterior del edificio. Todo es ZEPINI y como dicen ellos “la Z manda”.