Los mejores anuncios feministas del último año

 

El feminismo vende y las marcas lo saben. Ahora podemos ver anuncios feministas para cualquier producto, tenga o no algún trasfondo social, con el resultado de que el objetivo de la igualdad termina por diluirse. Incluso hay empresas que venden un supuesto “pollo frito feminista” o “pantalones feministas”, como podemos ver aquí:

Una revista para mujeres, llamada SheKnows Media, creó en 2014 un certamen de publicidad feminista para premiar los mejores anuncios que realmente empoderan a las mujeres. Juegan con las palabras feminismo y publicidad en inglés, feminism y advertising, para dar nombre a los premios: Femverstising Awards. Estos son los ganadores de 2017 (la próxima edición será en abril de 2018):

 

Just Dad, de Angel Soft

No os vamos a decir qué marca es Angel Soft o qué vende. No está presente en España, pero viendo el anuncio queda claro. Es un ejemplo de publicidad emocional: la marca trata de ser asociada con un concepto, como hace Coca-Cola con la felicidad, o como en este caso, una idea. Por cierto, lo feminista no tiene que centrarse en la mujer. Puede ser un padre que hace lo que antiguamente se consideraba una tarea de mujeres.

https://www.youtube.com/watch?v=WBpTAkveaOA

 

Daughter, de Audi

Se trata de un anuncio sobre una niña que compite en una carrera con su padre observándola en la grada. Mientras la niña adelanta adversarios y se acerca a la meta, el padre formula preguntas provocativas que demuestran que su hija será juzgada no por su valía, sino por ser mujer. Todo un alegato en contra de la brecha salarial y de las dificultades para acceder a puestos de responsabilidad solo por ser mujer.

 

What Sports Taught Me, de CALIA

Este anuncio intenta concienciar sobre la importancia del deporte, que no se vea como una práctica más masculina que femenina. Se calcula que el 70% de las mujeres ejecutivas en Estados Unidos valoran el deporte como una herramienta positiva que les ha ayudado a llegar a puestos de responsabilidad.

La razón principal por la que la publicidad feminista es efectiva es que la sociedad nunca ha sido tan consciente de la desigualdad todavía existente y que las mujeres nunca antes habían estado en mejor posición para protestar contra ella.

Hace décadas que las mujeres comenzaron a incorporarse al mercado de trabajo. Aunque la desigualdad todavía es un grave problema, el poder adquisitivo de las mujeres les convierte en un público objetivo muy interesante para las marcas y no es de extrañar que estas dediquen importantes recursos para llegar a ellas.

Los anuncios feministas, unas veces con más acierto que otras, son la forma de en que las marcas se muestran comprometidas. Esperemos que dentro de poco dejen de ser necesarias las campañas reivindicativas y, mientras tanto, veamos más anuncios como el de Audi o Angel Soft y menos como los dos con los que empezábamos estas líneas.

Si te ha gustado, ¿Nos ayudas a compartir este artículo?