A lo largo de la historia ha cambiado muchas veces la forma de relacionarnos, expresarnos y comunicarnos con el entorno: de los sonidos y las pinturas rupestres, al telégrafo, el teléfono y mucho después la radio, la televisión, los móviles, internet…

En cada una de estas etapas el ser humano ha tenido que hacer un esfuerzo para saber interpretar el canal correctamente y así hacer llegar mejor su mensaje a sus destinatarios;  porque, por poner un ejemplo, no es, ni supone lo mismo comunicarse a través del telégrafo donde la brevedad es fundamental y las palabras deben elegirse muy bien, que comunicarse a través de un mensaje de móvil. El fin de la comunicación puede ser el mismo, incluso en ocasiones también lo será el mensaje, pero hay que saber adaptarse al medio en el que se transmite. La comunicación y presencia online debe diseñarse expresamente para el entorno online y hacer una página web tiene sus propios secretos. Por eso quiero contarte cómo crear una página web que funcione.

Consejos antes de crear una página web

Está claro que la importancia que ha ido adquiriendo el mundo digital ha hecho que muchas empresas, con buen criterio, decidan estar también presentes en el entorno online. Sin embargo, muchas veces el crear una página web se ha convertido en un fin, y no en un medio. Si decides estar presente en internet tienes que hacerlo bien. Aquí te queremos dar algunos consejos para crear una página web:

  1. Piensa en tu empresa. ¿Por qué quieres hacer una página web?

En la actualidad tener una página web supone tener una publicidad gratuita 24 horas al día los 365 días al año. Parece una buena oportunidad, ¿no? Hay muchos motivos para crear una página web: encontrar nuevos clientes a través de la red, facilitar la información de contacto y así evitar continuas llamadas, que los clientes puedan pedir cita o reservar mesa… Hay miles, tantas como necesidades pueden tener las empresas, pero hay una que no te va a funcionar: si quieres estar por estar, o porque todos los demás la tienen no va a servirte de nada. Es más, te puede llegar a perjudicar. Si es este el caso, cuanto menos te gastes mejor. Aunque de lo que queremos hablar aquí y a quién va dirigido este post es a aquellas empresas o proyectos personales que quieran hacer una web efectiva. A aquellos que buscan que su web sea rentable y ayude a su negocio.

Una web supone:

– Inversión: ojo, he dicho inversión y no gasto, porque normalmente los beneficios que aporta la página web superan con creces los gastos que repercute. Muchas veces se puede pensar que crear un negocio online es gratis, pero nadie triunfa sin invertir algo.

– Trabajo: no debe trabajar sólo la persona o agencia que te hace la página. Tú también tienes que aportar: explicar muy bien qué detalles son clave en tu empresa, saber transmitir la imagen que quieres dar, facilitar toda la información que te sea requerida, conocer qué está haciendo la competencia y qué está funcionando, etc.

– Mantenimiento: una web necesita evolucionar de la misma forma en que evoluciona la empresa. Nunca se puede quedar desactualizada, hay que modificar, eliminar y añadir contenidos habitualmente; y con mayor motivo si tienes un blog.

  1. Primeros pasos y primeras preguntas

– Contrata a un profesional o agencia. Siempre habrá alguien que te tiente diciéndote que el primo de su vecino hizo una vez una página web y podría hacer la tuya muy “baratita”. No hagas caso. Al final te va a salir caro porque vas a tener que pagar dos veces, o vas a tener algo que va ser igual que no tener nada, con lo cual tampoco tiene mucho sentido. Si vas a un dentista cuando te duele una muela, o a un abogado cuando tienes un problema o duda legal, acude a un diseñador o a una agencia cuando vayas a crear tu página web.

Un profesional te ayudará a escoger el mejor dominio para tu empresa y te ayudará a elegir un buen hosting. (Sólo con esto te puedes ahorrar mucho dinero en campañas de posicionamiento o tarifas de hosting desorbitadas). También te hará un auténtico proyecto, una  plataforma de negocio online y te ayudará a reforzar tu imagen de marca. 

Hay otra serie de preguntas que te tienes que plantear junto con la agencia antes de empezar la página web:

¿Quieres que la web sea estática o dinámica?, ¿vas a tener redes sociales?, ¿quién se va a ocupar de ellas?, ¿qué red social va a ser la principal para tu negocio?, ¿quién va a hacer el mantenimiento de la web? ¿Se va a hacer la página mediante un gestor de contenidos? ¿qué estructura va a tener la página? ¿quieres que haya un blog? Aparte de la home, ¿cuál quieres que sea el apartado fuerte de la web?, ¿cuáles van a ser las palabras clave? ¿con qué términos quieres que te encuentren? ¿Va a estar traducida a otros idiomas? ¿vas a vender algún producto? ¿Tenemos fotos de buena calidad para la página web? ¿hay que crear algún contenido multimedia para la web? Por ejemplo, si producimos aceite a lo mejor necesitamos un vídeo donde se explique el proceso. Es importante que establezcas y comuniques los objetivos que quieres alcanzar con tu página web.

El objetivo de este planteamiento previo es que tengamos una idea bastante aproximada de cómo va a ser nuestra página web, que acortemos plazos al existir una buena planificación y tengamos muy controlados los gastos que va a suponer la página. Hay que poner bien los cimientos para que el resultado final sea bueno.

Consejos para crear una página web de éxito.

Una vez superados los primeros pasos y la elección del profesional o agencia que se encargará de crear tu página web vamos a ver qué elementos son importantes en la creación de la web propiamente dicha. Aunque de ella se encargarán los expertos es conveniente que tú tomes parte activa en el proceso y sepas muy bien en qué consiste. Como he dicho antes, tú también debes trabajar en tu propia página web facilitando toda la información que te sea posible y transmitiendo muy bien cuáles son tus objetivos. Mi consejo es que te comprometas con el proyecto, te informes muy bien de qué se hace y por qué se hace, transmitas tus opiniones, pero dejes que los diseñadores/programadores/consultores hagan su trabajo, igual que tus clientes lo hacen contigo. A continuación te quiero resumir una serie de conceptos que para mí son fundamentales a la hora de crear una página web realmente efectiva:

  1. Buena jerarquización de los contenidos. 

Es importante que la información más importante se diferencie de aquellos contenidos que lo son menos. Te pongo un ejemplo: Si vendes bufandas estas tienen que ser lo primero que se encuentre el usuario, y si no es en la home, por lo menos que haya una sección bien clara donde ponga “colección bufandas” o “tienda bufandas”.  Lo más importante de tu negocio y por tanto de tu web debe estar en el menú principal, y no en un submenú. Parece lógico ¿verdad? pues muchas veces visitas una página y encontrar lo que quieres es un auténtico reto. Seguro que te ha pasado alguna vez. También ayudará tener un mapa web en la página y una página 404 de error que informe de los contenidos de la web.

  1. Piensa en el SEO.

Para los que no sepan lo que significa el SEO y su importancia les diré que tener una página bien optimizada  para el posicionamiento en buscadores (SEO) o no tenerla es como tener una tienda en la calle Serrano o tenerla en tu pueblo. La Milla de Oro también existe en el mundo virtual y se llama Google (principalmente). Si desde el principio creas una estructura que le guste a Google vas a tener mucho ganado. Es conveniente crear secciones como FAQ o de testimonios de tus clientes. Ayudan a posicionarse en Google, y además ofrecen un contenido muy interesante para el usuario.

  1. Usabilidad.

Piensa siempre en el usuario, y haz pruebas para ver si los links son reconocibles y para comprobar cómo la gente navega por la página. Para el usuario tiene que ser intuitivo, cómodo y simple encontrar lo que quiere encontrar en los menos pasos posibles.  Es aconsejable disponer de un buscador en la página. En definitiva la usabilidad tiene que ver con dos aspectos: que el usuario encuentre lo que quiere a través de una página fácil de “usar” y que el usuario disfrute navegando por la página.

  1. Diseño Responsive o Adaptativo.

Esto quiere decir que tu página web se vea bien en todos los navegadores, tablets y dispositivos móviles. Sería una pena que hicieras una página nueva sin tener en cuenta los nuevos dispositivos, porque estarás perdiendo a mucho público objetivo. Es mejor hacer un diseño responsive que tener que hacer dos versiones de la web, una para ordenadores y otra para dispositivos móviles. Ahorrarás tiempo y dinero.

  1. ¿Cuál es la mejor forma de diseñar/programar tu página web?

La página web se puede realizar con Dreamweaver, flash, CSS, Joomla!, WordPress, html5… El profesional o la agencia que hayas escogido deberá explicarte en qué consiste cada uno y decidir cuál es el que más te conviene adaptándose a tu caso. No todos los clientes necesitan lo mismo, y por lo tanto no se puede decir que exista un único camino o cuál es la forma ideal de crear una web. Sin embargo, teniendo en cuenta que flash es muy difícil de posicionar en Google y que no funciona en muchos dispositivos, se debería descartar directamente. Bajo mi punto de vista profesional, y guiándome en función de los resultados que me ha dado a mí personalmente, lo mejor es crear la página web con WordPress. Es muy fácil de mantener e incluso sin tener conocimientos de programación podrás tú mismo actualizar los contenidos, por ejemplo del blog. Además, a Google le encanta WordPress y eso es importante.

  1. Suscripciones para relacionarte con tus ya/futuros clientes

Y que te permita poder seguir en contacto con ellos y enviarles comunicaciones y publicidad sobre tu empresa. Las páginas web son muy importantes para generar un primer contacto y para afianzar la relación con tus clientes y proveedores. Tu plataforma online deberá tener un botón de suscripción en el que la gente interesada en tu empresa pueda seguirte. Haz que la suscripción sea lo más sencilla posible. En realidad, el único dato necesario que necesitamos es el email del nuevo contacto; aunque el nombre también es muy importante para personalizar las comunicaciones. Cuantos más datos pidas, menos seguidores y contactos obtendrás. Es importante también que el usuario pueda dejar de recibir notificaciones cuando lo desee. No hay que ser pesados.

  1. Contacto.

Si entran en tu página para contactar contigo que te encuentren rápido. No te puedes permitir perder un posible cliente porque no haya encontrado tus datos en la página. Tu email y teléfono tienen que estar bien visibles. Entre las estadísticas de las páginas más visitadas de una página web siempre suele estar el área de contacto.

  1. FAQ

Las iniciales FAQ significan “Frequently Asked Questions”, es decir, las preguntas que frecuentemente te hacen sobre tu empresa. Anticiparse a estas preguntas ofreciendo unas respuestas te va a permitir que tus posibles clientes te conozcan mejor  y sepan a la perfección cómo funciona tu empresa. Además ganarás en credibilidad y transparencia. Este apartado es especialmente importante si tu página web es además una tienda online.

Consejos al terminar una página web

Con la publicación de la página web no se termina el trabajo. Para que la página web sea efectiva hay que tener en cuenta diferentes aspectos:

  1. Estadísticas y análisis

Lo que no se puede medir no se puede mejorar. Hay muchas métricas y herramientas que valoran diferentes aspectos de una página web, pero quizá el que bajo mi punto de vista no puede faltar nunca es Google Analytics: por las estadísticas que nos ofrece de la web misma y porque podemos establecer unos objetivos de conversión totalmente adaptados a nuestros intereses. Podemos incluso valorar económicamente la obtención de esos objetivos. Para ello es necesario introducir en la página el código de seguimiento de Google Analytics. Con él podrás ver cuántas visitas recibe tu página, cuánto tiempo se pasa el usuario navegando por sus contenidos, qué paginas provocan que el usuario cierre nuestra página, qué contenidos gustan más, etc.

Pero los datos por sí mismos no son importantes, lo fundamental es saber extraer de ellos claves de mejora, detectar nuestros puntos débiles, ganar en conocimiento de nuestros clientes… El análisis es lo que nos va a hacer mejorar. Como dice Sun Tzu, en el arte de la guerra:

“Si conoces a los demás y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro; si no conoces a los demás, pero te conoces a ti mismo, perderás una batalla y ganaras otra; si no conoces a los demás ni te conoces a ti mismo, correrás peligro en cada batalla.”.

  1. Crear contenidos interesantes

Para ello piensa en el usuario: ¿qué le puede gustar?, ¿qué le puede ser útil? No se trata de publicar por publicar, se trata de que nuestros futuros/ya clientes nos vean como especialistas, que ganemos su credibilidad, que nos conozcan y que nos recomienden. En definitiva hay que crear una estrategia de marketing de contenidos que ofrezca un valor añadido a nuestra marca. Se trata de ganar la batalla de las percepciones y entrar en el top of mind de los usuarios como referentes en nuestro campo.

Por no hablar del posicionamiento en buscadores: Google considera importante que la página web se mantenga actualizada, y el crear contenidos es una de las estrategias básicas del SEO. Si has realizado el esfuerzo de hacer una buena página web no lo dejes a medias. Es necesario aportar algo más.

  1. Redes sociales: que compartir sea fácil.

El contenido que has creado tiene que ser fácil de compartir. Introduce botones para que el usuario que haya encontrado interesante el artículo pueda compartirlo a través de la red social que utilice habitualmente. Esto nos traerá mucho más tráfico a nuestra página y ayudará a mejorar nuestro reconocimiento de marca.

 

Espero que estos consejos para crear una página web te ayuden a mejorar tu empresa y tu marca. Mi consejo es que empieces cuanto antes.

Si te ha gustado, ¿Nos ayudas a compartir este artículo?