Presentado durante el primer día de Google I / O 2018, Google Duplex reproduce perfectamente la voz humana. ¿Podrías distinguirlo?

Durante el Google I / O 2018, una conferencia enfocada principalmente para desarrolladores e ingenieros, han surgido muchas sorpresas, 

Sundar Pichai, CEO de la compañía, desveló una de sus apuestas más fuertes para los próximos años: Google Duplex.

Google Duplet promete ahorrar a los usuarios muchas molestias y sobre todo tiempo realizando algunas tareas mecánicas para nosotros. Es una de las puntas de lanza de la inteligencia artificial que actualmente Google está desarrollando, y que pronto encontraremos presente en Google Assistant.

 

Qué es y cómo funciona Google Duplex

Según los datos que nos facilita la misma Compañía, Google Duplex es una extensión de Google Assistant (el asistente de voz de inteligencia artificial que está presente en Android, tanto en altavoces inteligentes como en Google Home), que se probará en Estados Unidos a partir del verano de 2018. ¿Cuando llegará a España? Todavía está por confirmarse, pero seguro que es antes de lo que esperamos.

Pero, ¿en qué consiste exactamente?

Google Duplex ha sido concebida y creada para hacer llamadas “mecánicas” por nosotros. 

Tareas tan rutinarias como reservar restaurantes o concertar citas ya nos quitarán tiempo, porque Google Duplex se podrá encargar de ello.

Está claro que en principio no podrá mantener conversaciones largas, o improvisar. Solo podrá hacer las tareas que se le asignen y tal y como se le asignen, pero puede ser bastante cómodo librarse de ese tipo de llamadas.

Según nos contaron durante el Google I / O 2018, utilizar este asistente será muy fácil. Solo habrá que decirle a qué contacto llamar y darle instrucciones sobre el tipo de cita y los horarios en los que estaremos disponibles para esa cita. Y ya está. Google Duplex llamará a ese número y ejecutará su tarea.

Las llamadas de prueba que se mostraron en la presentación son realmente impresionantes y, sin saberlo, parece prácticamente imposible distinguir al asistente virtual de un ser humano. Por lo que podemos afirmar que Google Duplex pasa el test de Turing con bastante rotundidad. (Aunque habría que ver cómo se comporta en determinadas situaciones, como por ejemplo si llamas a reservar y te preguntan datos con los que no habías contado, como por ejemplo si quieres reservar en terraza)

Para que Google Duplex suene natural se ha tenido en cuenta las disfluencias del lenguaje, es decir, cuando hablamos no siempre llevamos el mismo ritmo, utilizamos expresiones como “eh”, “esto”, “mmmm” que en la mayoría de las ocasiones nos sirven para ir pensando lo que vamos a decir a continuación. En Google Duplex sucede igual.

 

 

 

Lo más increíble es que Google ha estudiado cuando debe ralentizar su respuesta y cuando no. Por ejemplo, si al asistente le preguntan: ¿estás ahí?, el asistente contestará rápido: “Sí, estoy aquí”.

 

Las implicaciones éticas de Google Duplex: ¿será más fácil engañar a las personas?

La nueva innovación de Google parece excepcional, pero como siempre han surgido detractores que se plantean: ¿Qué pasa si se hace un mal uso de Google Duplex? ¿El robot tendrá que identificarse para que el destinatario sepa con quién está “hablando”?

El mayor riesgo se percibe en la posibilidad de que Google Duplex se convierta en una herramienta para llevar a cabo estafas telefónicas, engañando al que está al otro lado del teléfono.

En esto ocurre como en todo. Una misma herramienta puede utilizarse con buenos o malos fines. La herramienta en sí misma ha sido creada para facilitarnos la vida, y no deberíamos cerrar las puertas a la innovación porque alguien pueda utilizarla para otros fines. ¿No te parece?

 

 

 

Si te ha gustado, ¿Nos ayudas a compartir este artículo?